Ayuntamiento de Fuenmayor

La Casa Parroquial, que acoge un amplio salón de actos en la planta baja, las dependencias parroauiales para catequesis y actividades parroquiales y la vivienda del párroco, ocupa la rehabilitada ermita de San  Martín, cedida por la congregación de las Hijas de La Cruz que ocupan el edificio contiguo.

Cuando esta congregación llega a fundar el convento en 1917, la ermita estaba entonces  desacralizada y se había llegado a utilizar como baile e incluso como cuadra de las ovejas del carnicero Iluminado Castillo, que vivía un poco más abajo, como recuerda  el viejo dicho popular: “Ermita de San Martín, ermita sin santo dentro, que antes servías de baile, y ahora sirves de convento”.

Es un edificio del siglo XVI dedicado a un santo muy vinculado al Camino de Santiago, lo que demuestra una vez más la tradición jacobea de nuestro pueblo.

 

Se sitúa en la Calle Petra Fernández de Bobadilla, que recuerda precisamente a la fundadora del convento adosado a este edificio.

Galería de fotos