Ayuntamiento de Fuenmayor

Ya llega la Fiesta de Los Marchos

El próximo día 7 de Diciembre, que este año es lunes y festivo, se celebra en Fuenmayor nuestra fiesta más peculiar, los Marchos. Será a las siete de la tarde cuando se enciendan los Marchos y la corporación municipal, junto con las autoridades de la localidad, recorran las calles del pueblo al son de los gaiteros.

Ya en la plaza del Ayuntamiento se procederá al reparto de patatas asadas regadas con el vino de la tierra que el ayuntamiento ofrece gratuitamente gratuitamente a todo el mundo y con el sorteo de un jamón entre todos los Marchos inscritos. La fiesta de Los Marchos finalizará con un espectáculo de fuego en la Plaza de Tresses.

Las insripciones de los marchos se realizarán en las Oficinas Municipales desde el jueves 26 de noviembre hasta el jueves 3 de diciembre. No se podrá colocar ningún marcho que no esté debidamente inscrito.

Como es de todos sabido, esta fiesta tan tradicional recuerda aquella treta con la que los fuenmayorenses se salvaron del saqueo francés durante la Guerra de la Independencia, encendiendo hogueras para que las tropas napoleónicas creyeran que el pueblo ya había sido saqueado. Sin embargo, la fiesta ya se celebraba con anterioridad, pudiendo ser una reminiscencia cristianizada de un rito prerromano relacionado con el calendario astronómico y el culto al fuego, de rituales de purificación, del acto de quemar lo viejo para renacer al año siguiente y las nuevas cosechas que se halla presente en fiestas como las hogueras de San Juan o las Fallas de Valencia, o de gracias por la cosecha recién terminada, como se sigue haciendo aún en muchos sitios. Incluso hay quien lo relaciona con una fiesta judía de nombre muy semejante y que se celebra por estas fechas en la que también se hacen hogueras. La fiesta puede estar relacionada con el equinoccio de invierno que se celebra por estas fechas y con ritos de purificación de los animales (en las antiguas ordenanzas re recoge la obligación de los ganaderos de hacer un marcho bajo pena de multa para evitar las enfermedades del ganado).

En el siglo XXI se ha cambiado el cartón por la broza y la fiesta por el rito, pero la tradición sigue celebrándose puntualmente cada año y la fiesta sirve para celebrar cenas en bodegas y merenderos y también para celebrar en familia la primera cena de las próximas navidades, una cena en la que no faltará el turrón y el cava, pero tampoco el cardo y la berza, tradicionales  platos  navideños.

Galería de fotos

Volver a noticias